lunes, 29 de mayo de 2017

CONSEJOS PARA ELEGIR Y DISFRUTAR DE UN BUEN CRUCERO


Por suerte para muchos de nosotros, los cruceros han dejado de ser un mundo sólo para elitistas. Hace años que los precios han bajado mucho y ahora son accesibles  al público en general. 
El primer crucero que se hace siempre aparecen un montón de dudas. Algunas se resuelven en seguida otras quedan resueltas cuando ya estás embarcado.
Lo primero de todo, antes de emprender un viaje en crucero hay que saber si queremos relax a "tuti pleni" o queremos hacer un poco de turismo. En función de esto, hay que elegir el crucero y la ruta. 
Si sólo nos interesa pasarlo bien, no hace falta que nos compliquemos mucho la vida. Se elige un barco de tamaño medio grande y que ofrezca muchas zonas de ocio. Si lo que que buscamos es hacer un poco de turismo hay que buscar entre las múltiples opciones, la mejor se ajusta a nuestras prioridades.


RUTA.

El relax y la diversión lo tenemos asegurado, el turismo un poco menos. En los viajes en barco lo que puedes ver son pinceladas del país. Claro que se pueden ver cosas, pero de forma bastante rápida e incompleta. Antes de decidirse hay que tener muy en cuenta el tiempo que está el barco en cada puerto y si hay posibilidad de hacer alguna excursión. Esto parece bastante obvio, pero no siempre es así. En esta ruta, como ejemplo, a simple vista parece que en Mallorca está dos dias y en realidad llega a las 21:00 de la noche y se marcha a las 5:00 de la mañana. No puedes comprar ni una ensaimada. Hay que analizar mucho la ruta, si lo que se desea es hacer un poco de turismo.
 


Cuantas más horas esté en el puerto más tiempo podremos estar en la excursión y más cosas podremos ver.

COMPAÑÍA Y TIPO DE BARCO

Una vez decidida la ruta, hay que elegir el barco y la compañía ya que una misma ruta la pueden hacer diversas compañías y distintos barcos.
¿Que compañía elegir?
Si se va con niños, lo ideal son los barcos que tengan muchas diversiones para ellos. La mayoría tienen muchas opciones para los más pequeños y es difícil aburrirse. Hay que buscar barcos que tengan clubes para niños y adolescentes, de esta manera hacen amigos y se divierten.
Si se viaja en pareja, no hay ningún problema en ninguna compañía ya que te tienen entretenido durante todo el día. Siempre hay algo que hacer o ver. En caso de tener un presupuesto amplio existen navieras con aquel punto de sofisticación que algunas parejas pueden buscar.
Hay que tener en cuenta también el idioma del barco. Normalmente el idioma "oficial" de los cruceros es el inglés, aunque en navieras como Costa o MSC es el italiano. Casi en todos hay asistencia en español y los diarios de a bordo también se encuentran en español.

¿Que tipo de barco es mejor? ¿Grande? ¿Pequeño?

Hay que tener en cuenta que los barcos pequeños pueden atracar en casi todos los puertos. Los barcos grandes, en ocasiones, no pueden atracar y, los botes, son los encargados de llevarnos a puerto. En los barcos grandes o los megabarcos, la cantidad de pasajeros que puede llevar es increíble, hasta 9.000 personas entre pasajeros y tripulación, esto convierte a estos enormes barcos en auténticas ciudades flotantes. Hay muchos espacios de ocio pero también puede haber alguna aglomeración si no están bien gestionados. 
Los barcos pequeños son más accesibles, la gente se conoce y se interactúa con la tripulación de forma más fácil. Por el contrario, hay menos espacio para el ocio y la diversión. Esto va en función de vuestras preferencias.
Hay que tener en cuenta también la ratio pasajero/tripulación y tonelaje/pasajero, cuanto mayor es la ratio, nos indica que gozaremos de mayor espacio y mejor servicio, en teoría.
Hay que tener en cuenta el año de construcción del barco y de remodelación del barco. Hay barcos antiguos que no han sido remodelados y esto se nota. Cuanto más nuevo indudablemente, el barco será mejor.

QUE CAMAROTE ELEGIR

Muchas cruceristas te dirán: en el camarote sólo se va a dormir, da igual que elijas un camarote interior o exterior. Bueno, yo no opino igual. Si se encuentra una buena oferta o, os lo podéis permitir, un camarote exterior es mucho mejor que uno interior y si tiene balcón, mejor, que mejor. El placer de estar en tu propio balcón, mirando el océano, no tiene precio. 
 
Levantarse y abrir los ventanales mientras la brisa y el sol te acaricia la cara, es una 
sensación maravillosa.

Ver ponerse el sol mientras acabas las últimas páginas de un libro es francamente, fabuloso.

Hay también camarotes con vista parcialmente obstruida, es la zona donde se sitúan los botes salvavidas. Estos camarotes no me gustan nada. O interior o exterior pero, las medias tintas nunca me han gustado.

¿dónde lo elegimos? ¿proa, popa? ¿arriba, abajo? 
La mejor zona del barco es la zona central; aquí, el movimiento del barco se nota menos. 

¿En que cubierta? 
Las cubiertas superiores son las mejores ya que tienen una vista privilegiada pero, el movimiento también es mayor. Yo prefiero una cubierta en la que queden cerca las zonas de ocio, restaurantes...digamos, donde hay la actividad del barco. Si las zonas de diversión se encuentran lejos de tu cubierta, te haces unos panzones de subir y bajar escaleras impresionante, claro que hay ascensores pero yo, nunca los utilizo, a no ser que éstos sean
panorámicos.

Prefiero, si puede ser, un camarote cercano a las escaleras, no os podéis imaginar lo largo que pueden ser los pasillos en los barcos
.

QUE ÉPOCA ES LA MEJOR ¿SE MUEVE EL BARCO?


Normalmente los barcos se mueven de acuerdo a las temporadas. En verano los encontramos en el Mediterráneo y Norte de Europa, Alaska...En invierno,  el Caribe es la estrella.

Evidentemente el barco se mueve en un medio inestable y que depende de muchos factores. Aunque se diga que los barcos grandes no se mueven, esto no es verdad. Si hay un mar picado, el barco se mueve, quizás algo menos que los pequeños, pero se mueve y se nota. 
Hay zonas, como el Golfo de León, en que las posibilidades de notar que vas en barco, son muchas aunque el tiempo sea bueno. Si pillais una tormenta, recordareis el paso por este golfo.
Siempre hay que elegir la mejor temporada. Yo no me iría al Caribe en Julio ni al Mediterráneo en invierno.
Si no tenéis problemas de días y podéis escoger, los días de luna llena son especialmente mágicos. 

DUDAS QUE SE PRESENTAN. 

¿COMO VESTIR?

A no ser que la naviera elegida sea de alto standing, normalmente, si es un crucero de verano, se pasa mucho tiempo en el exterior del barco: piscinas, bares, zonas de deporte...en dónde la mayoría de personas visten bañador, pantalón corto o cualquier otra prenda de playa. 

Las dudas siempre surgen en los restaurantes. En los almuerzos tampoco hay que complicarse demasiado. Si se almuerza en el buffet no hay problema en vestir como se quiera; lo que se pide es que no se vaya en bañador. En la cena se exige una vestimenta más adecuada aunque no todo el mundo lo sigue a rajatabla, yo la primera.  Os pongo los tipos de vestimenta sugerida por la noche y que, en el diario de a bordo, día a día nos indican el tipo de ropa que debemos lucir.

GALA: dependiendo del número de noches, podrá haber una o dos noches de gala. Señoras: vestido de fiesta o de noche.
Caballeros: esmoquin o traje de chaqueta.
He de decir que, en nuestro primer crucero y por desconocimiento total, me compre un par de vestidos de fiesta, es decir largos. Vestidos que nunca más me he puesto ni me pondré. En los cruceros posteriores siempre he optado por un vestido, aunque no largo, de color negro, medias negras y zapato de salón que voy combinando con pantalones negros y alguna blusa vaporosa y más de fiesta. No me complico la vida. Cesc nunca ha llevado esmoquin y nunca lo llevará. En el primer crucero llevó traje de chaqueta y, por supuesto, corbata. En los posteriores cruceros sólo lleva una americana y corbata que, raras veces, se pone. Os aseguro que vistiendo así es suficiente, pero depende de cada uno y, lo más importante, del "glamour" del barco. 

INFORMAL
Señoras: vestido de fiesta.
Caballeros: americana y corbata.
No se permiten vaqueros aunque yo he visto a más de uno.

CASUAL
Señoras: falta, vestido, pantalón de sport y jersey o blusa.
Caballeros: polo, pantalones o vaqueros.

TEMÁTICA.
También, dependiendo de los días de crucero, habrá un determinado número de noches con vestimenta temática que, normalmente hacen referencia a los puertos en donde se llega. Las noches temáticas pueden ser blancas, italianas, caribeñas, griegas...Hay que rebuscar en la maleta y adaptarse. Hay gente que se compra algo en el puerto, si no dispone de nada, y otras que no siguen la noche temática y visten de manera normal. No te obligan a vestirte de manera temática.

No se admiten camisetas, bikinis, albornoces y pies descalzos en los restaurantes internos o en el buffet, como tampoco se admiten pantalones cortos en los restaurantes para la cena.

PAQUETE DE BEBIDAS. ¿VALE LA PENA?

Evidentemente todo va en función de lo que uno beba aunque, si el crucero es en verano y el calor aprieta, se bebe. El paquete de bebidas, a la hora de comprarlo, es caro, bastante caro pero, las bebidas, cualquiera de ellas, refrescos, aguas, cockteles, vinos....comprado  
sin el paquete, salen también muy caras.
 
Nosotros hemos hecho las dos opciones y, la verdad, cuando ves la factura al final del crucero en la opción sin paquete y sin pasarnos, el sablazo es importante. Ahora siempre compramos paquete de bebidas pero, es una opción muy personal. En algunos cruceros como Pullmantur, que es el que conozco,  ya te ofrecen con el precio del crucero la opción "todo Incluido" y esto es fantástico, porque lo incluye todo, incluso las bebidas, no hay que preocuparse de nada, sólo de disfrutar. La variedad y calidad de este "todo incluido" es un poco básica pero siempre hay la opción de pagar más para tener mejor variedad y calidad.

.
PAGOS A BORDO

Para efectuar los pagos a bordo hay que registrar una tarjeta de crédito (Visa, MasterCard, Diners, JCB, American Express...) o utilizar una tarjeta de débito/prepago para ingresar dinero en la Cruise Card. También se puede hacer un depósito en efectivo en la recepción. Hay que consultar qué medio es el utilizado por la naviera y optar por el que creamos más conveniente. Lo más cómodo es registrar una tarjeta de crédito. 
Cada vez que compramos algo o, nos tomamos alguna bebida nos dan un ticket que hay que guardar para tener constancia de lo que hemos consumido y compararlo cuando llega la factura que te dan, el día anterior al desembarque. Hay que revisar siempre ésta factura. Si hay algo en que no estemos de acuerdo, en recepción se soluciona.
Al embarcar se recibe una tarjeta que se llama Cruise Card que sirve como documento de identificación personal, llave del camarote y tarjeta de crédito, con lo cual es lo que utilizaremos para comprar productos y servicios dentro del barco. Cada vez que se compra algo como fotos, excursiones, bebidas (si el crucero no las incluye) o cualquier otra cosa, se entrega la Cruise Card y nos queda cargado en la tarjeta de crédito. 

EXCURSIONES

En cualquier naviera te ofrecen unos paquetes de excursiones que puedes comprar o no. Cuantas más excursiones contrates, mejor de precio te saldrán. Hay que tener en cuenta que el idioma de la excursión va en función del número de personas que se hayan apuntado. Si hay pocos españoles, el idioma no será el español ya que te juntaran en otro grupo. Lo más económico es hacer la excursión por libre aunque hay que tener muy en cuenta la hora de salida del barco. Si ocurre algún imprevisto y no llegas, el barco no espera y te quedas en tierra. No es la primera vez que vemos a gente corriendo, los motores en marcha y todas las pasarelas recogidas. Hay que ser muy prudente con los horarios.

PROPINAS


El tema de las propinas es siempre peliagudo. Casi nunca están incluidas y se pagan al finalizar el crucero. Es bien sabido que el sueldo que cobran los empleados de los barcos es muy poco, jornadas muy duras y sueldos bajos. De alguna manera, somos los pasajeros los que acabamos de redondear el sueldo de los tripulantes. 

Dependiendo de la naviera puede oscilar entre 9/10€ hasta 15€ por pasajero y día. Hay navieras que tienen un importe fijo, independientemente del barco, días o camarote.

Viajar en barco es una opción muy recomendable, no hay que preocuparse de nada, comidas variadas, piscina, gimnasio, biblioteca, música en vivo, teatro, discoteca, pistas de patinaje, boleras, rocódromo, casino, tiendas...¿nos embarcamos?