jueves, 2 de junio de 2016

KORCULA, UN TESORO ESCONDIDO ENTRE SPLIT Y DUBROVNIK

Korcula es una isla que se halla a medio camino entre Split y Dubrovnik. Es muy fácil llegar hasta ella ya que se encuentra conectada mediante ferry tanto de Split como de Dubrovnik. Nosotros realizamos la excursión desde Split en nuestro viaje a Croacia-Bosnia. Es una excursión muy recomendable ya que la isla es preciosa y, lo bonito, hubiera sido pasar unos días en ella pero, como siempre, el tiempo apremia y hay que ser siempre selectivos. Os cuento, en este post, como fue el día.
Después del desayuno, salimos de Split. Hoy se nos presenta un día apretado ya que queremos ver la isla de Korcula y llegar a Dubrovnik así que, manos al volante...
Vamos conduciendo siguiendo la costa con un mar de un azul intenso.
 
Tenemos que coger el ferry en Orebic y, para llegar, hay que atravesar un trocito de Bosnia Herzegovina, con lo cual, tendremos que pasar fronteras.
 
Por suerte no hay demasiada cola y el paso es relativamente rápido. En poco rato, volvemos a estar otra vez en Croacia.
Entramos en la  Península de Peljesac unida por tierra mediante el istmo de Ston. Esta península tiene una longitud aproximada de unos 65 km .  El clima, en su zona septentrional y debido a los vientos, es frío, por el contrario, en la zona meridional goza de una temperatura agradable y, sus playas, calas, frutales, y viñedos son un reclamo más que suficiente para los turistas.