viernes, 30 de octubre de 2015

EL CEMENTERIO "ALEGRE" DE SAPANTA"

Este singular cementerio se encuentra en Sapanta, una pequeña población situada en Maramures, región situada al norte de Rumania. La relación que existe entre la pérdida de un ser querido con la tristeza, parece que en este cementerio no se cumple demasiado.
Se le llama cementerio "alegre", ya que los epitafios escritos en las lápidas de madera, generalmente sobre fondo azul, están dibujados con escenas de la vida del difunto, ya sea en una actividad cotidiana, en un momento determinado de su vida, o incluso en las circunstancias que lo han llevado a la muerte. 
 
El artista del curioso cementerio fue Stan Ion Patras quien, después de la Segunda Guerra Mundial, empezó a tallar estas coloridas lápidas y curiosos epitafios dando un giro a la tristeza asociada a la muerte a través de esta explosión de colorido, imágenes e incluso ironía. Parece que estas lápidas con cruces de madera y rematadas con una especie de tejado gustó y, cuando su creador murió, tuvo continuación con su aprendiz Pop Dumitru que sigue el estilo de su maestro.
Como no podía ser de otra manera, su creador, el artista Stan Ion Patras, está enterrado en el cementerio.

El cementerio es tan turístico que incluso hay que pagar entrada y el pueblo parece vivir de ello, ya que no faltan las tiendas de recuerdos haciendo referencia a este particular cementerio. 
Aparte de ver este cementerio, recorrimos gran parte de Rumania, un país desconocido, con una carga histórica y artística muy importante, peculiar, precioso, muy asequible e, injustamente,  poco valorado. Os recomiendo, sin lugar a dudas, su visita. Si quereis seguir nuestro viaje por el país, pinchad AQUI

miércoles, 28 de octubre de 2015

VISITANDO CROACIA: NOVIGRAD, POREC, ROVINJ, VODJAN Y PULA

DOMINGO 12-7-2015

A las 7:00 de la mañana las campanas de la iglesia nos dan los buenos días. Hubiéramos preferido dormir un poco más pero, ya que estamos despiertos, poco a poco nos vamos levantando; hay que aprovechar el día.
Antes de coger la carretera, damos una pequeña vuelta por Palmanova. Esta ciudad es conocida como la "ciudad estrella". Esto es fácilmente comprobable si buscáis la ciudad en el google maps.
La ciudad está encerrada dentro de esta fortaleza de nueve puntas. Fue diseñada en 1593 por los venecianos con fines militares. El propósito era construir una fortaleza defensivo- militar que fuera inexpugnable. Napoleón amplió estas defensas y durante la Primera Guerra Mundial, los austríacos hicieron lo mismo.
El centro de esta estrella lo forma la Piazza Grande, una plaza hexagonal de la que irradian seis calles que atraviesan el casco antiguo en dirección hacia las murallas.
En esta plaza se ha instalado un pequeño museo de maquinaria militar antigua. Es una plaza muy grande rodeada de elegantes edificios.
  
Palmanova aun conserva sus puertas y bastiones
Después de un pequeño paseo, dejamos la ciudad en dirección Croacia, pasando por un pequeño tramo de autopista en Slovenia. Hemos cruzado la frontera sin ningún contratiempo.
Para circular por la autopista eslovena se necesita la viñeta, una pegatina que te acredita que has pagado la tasa correspondiente. Como el tramo de autopista que vamos a pasar es muy, muy pequeño, nos arriesgamos y pasamos de comprarla. Una vez dejamos la autopista y cogemos la carretera respiramos tranquilos. La carretera hacia la frontera croata va muy densa de coches y se arma una buena cola. Hemos pasado la frontera sin mirarnos nada. Una vez en Croacia, cogemos la autopista hasta Novigrad, nuestra primera visita en el país croata.
 
Novigrad es una pequeña localidad pesquera situada en la península de Istria. 
 
Por esta pequeña ciudad han pasado romanos, bizantinos, venecianos y austro-húngaros dejando todos su impronta. Lo más visible son sus calles empedradas y su muralla.


martes, 20 de octubre de 2015

MEZQUITAS DE ESTAMBUL

Aunque la población turca es en su gran mayoría musulmana, siendo un país laico tenemos la gran suerte de poder visitar casi todas las mezquitas de la ciudad, a diferencia de otros países musulmanes. Es un privilegio que hay que aprovechar ya que la inmensa mayoría de estas mezquitas son auténticas obras de arte.

Las mezquitas constan básicamente de cinco elementos:

1. El minarete. En lo alto de esta torre es donde el almuédano se sitúa para llamar a los fieles a la oración, cinco veces al día.

2. Fuente de las abluciones. A la entrada de todas las mezquitas hay una o varias fuentes, dependiendo del tamaño de la mezquita, para que los fieles puedan realizar sus abluciones. Antes de entrar en el haram, hay que seguir un ritual de purificación o limpieza: hay que lavarse las manos y brazos, pies y tobillos, cabeza y cuello.

3.El Haram o sala de oración. Es el espacio donde los fieles se sitúan para orar. Se ordenan en filas paralelas en dirección a la Meca arrodillándose en una alfombra que cubre toda la sala. Es obligatorio quitarse los zapatos, que se dejan en un lugar habilitado para ellos antes de la entrada a la mezquita.

4. El minbar. Es el púlpito, el lugar donde se sitúa el imán en la predicación de los viernes.

5. El mihrab. Es una hornacina construida en el muro para indicar la dirección de la Meca.

Nombrar todas las mezquitas sería casi imposible, dada la enorme cantidad de ellas pero, como hay que ser un poco selectivo, os dejo mi selección particular.